LA FRASE

La frase de la semana: "Pareciera que a los ministros les bajaron la palanca y no piensan más". Roberto Lavagna.

sábado, 22 de agosto de 2009

Fusiló y secuestró... o al revés

"Se mandó cualquiera". Esa fue la expresión que más escuché cuando la gente se enteró de las declaraciones de Cristina de Kirchner, con las que comparó el "secuestro" de los goles que tenía la empresa que televisaba el fútbol con el secuestro (sin comillas) de los 30 mil desaparecidos durante la última dictadura militar.

La semana anterior, al presentar un plan social, había hablado de la existencia de "fusilamientos mediáticos". Ahí no se refirió al genocidio de los militares, sino que eligió compararse con Manuel Dorrego, fusilado por no defender los intereses de los poderosos de turno.

Es sabida la enemistad que los Kirchner tienen con los medios, en especial con Clarín. Pero eso no justifica hacer abuso del lenguaje. Mi conclusión, al escuchar la comparación de los secuestros, es que nadie que crea firmemente en la gravedad de los desaparecidos puede, en su sano juicio, compararlos con la transmisión televisiva de goles. Esta liviandad argumentativa, por ende, dejaría en evidencia que los Kirchner nunca tomaron muy en serio su posición frente a los derechos humanos, sino que fue pura demagogia.

En términos futboleros, se podría decir que un jugador "secuestró" la pelota cuando no se la pueden sacar. Y cuando mete un gol con un remate muy potente, "fusiló" al arquero. Cristina no estaba jugando al fútbol. Pero igual jugó: con sus propios argumentos y con la memoria de los desaparecidos. Y los secuestró y los fusiló... o al revés.

8 comentarios:

El que escribe dijo...

Fue una comparación más digna de un "gorila", que la de un "militante".
En una realidad llena de etiquetas extremistas, decir que "se fue al carajo" se está haciendo cada días más común.
El Gobierno de la Ciudad "se va al carajo" con el bastardeo de la salud pública, desmantelando hospitales y centros de atención. Cristina "se va al carajo" vaciando de contenido las mismas ideas en las que apoyó todas sus campañas. Es el chiste del chiste. El que renuncia, "se va al carajo" porque cuando se fue, reparte mierda para todos lados, sobretodo contra los que le dieron cabida y luego le dieron la espalda.
Nosotros "nos vamos al carajo" repitiendo todo lo que difunden los medios que "se van al carajo" opinando barbaridades. Los que se oponen por el sólo oponerse "se van al carajo" al no usar la sana crítica. No soy K, pero reconozco que hicieron muchas cosas bien, aunque ahora si que "se fue al RECARAJO".

Gondo dijo...

Exactamente como planteas Gaby, la liviandad con la que habla de los desaparecidos comparandolos con esto o aquello revela que le importan poco, es para ella otro latiguillo oratorio que no le funciona en temas de deportes como sí le venía funcionando al hablar de campo, oposición, multimedios, etc.

MC dijo...

Coincido 100 por ciento con el post. Y agrego: Maradona aplaude todo, desde Fidel Castro a Menem y Kirchner, y nadie o pocos lo cuestionan por su indiscutible talento para jugar al fútbol. Entiendo que la droga lo destruyó, lo que no entiendo es que los medios le sigan dando micrófono como si se tratara de alguien con autoridad para hablar de todos los temas.

Casta Diva dijo...

Dijo el compañero Moncholo en otro blog: "...con respecto a la comparación que hizo la Presidenta entre secuestro de goles y secuestros en la última dictadura: me sorprende que haya compañeros lectores que hagan una lectura tan superficial de la misma.¿No se dan cuenta de que fue una patada para Clarín con referencia al juicio de Abuelas por la apropiación de los "hijos" de Ernestina-Pirillo-Magnetto-Videla? ¿O acaso la interpretan como un recurso retórico excesivo, como una hipérbole, como un desborde de la imaginación, como una metáfora desbocada? Carlotto confirmó el viernes la interpretación más lógica de los dichos de Cristina, al decir que "el mismo poder económico" (Clarinete)que antes secuestró personas ahora impide el acceso libre al fútbol. Chau picho. Nada de argumentos retóricos políticamente correctos cuando lo que se quiere es identificar y caracterizar al "enemigo". Clarinete no es oposición, no es un adversario políticamente correcto en el inmaculado debate de ideas que imaginan los demócratas abstractos, a la violeta, es una maquinaria de la llamada Guerra de Tercer Nivel, metodología golpista que emplea los medios como principal arma, de acuerdo a la estrategia diseñada por el Rendon Group, contratista de la CIA y del Pentágono). Un saludo a la comunidad bloguera nacional y popular. Y ¡Siga pegando Cristina, pegue y humille a los voceros de la oligarquía, cómplices del secuestro y el genocidio!!! PD: obsérvese que pesa aun sobre el fútbol nacional (AFA) la ominosa sombra del Mundial 78, del EAM de Lacoste, etc. Fantasmas que es necesario nombrar para poder exorcizar.[...] Mi compañera es viuda de un compañero desaparecido en el 78. Con referencia a la analogía de Cristina sobre secuestro de goles y secuestro de militantes y otras personas dice:"como familiar de un desaparecido no me siento de ningún modo ofendida por la metáfora de la Presidenta. Me parece de una precisión sorprendente."
Coincido en un 100% con él.

Margarita dijo...

Acertadisima Cristina dirigio muy bien el mensaje.
Para que lo entiendan mejor "secuestros hijos directivos de Clarin Videla (Pirrilli)
Entendieron ahora?

Gabriel Ziblat dijo...

Parece que Carloto es la única que entendió a Cristina. Es una verdadera lástima. La puedo entender, y hasta respaldar, cuando dice: "Es el mismo poder económico". Pero sin embargo no deja de ser una barbaridad comparar un "secuestro" televisivo a uno real, de carne y hueso. Y si la presidenta considera que la mejor forma de pegarle a Clarín es haciendo semejante comparación, a mi entender, se equivoca. Secuestros, hijos, directivos, Clarín, Videla, pueden ser palabras para un debate. Goles, televisación, son para otro. El mezclarlos sólo genera confusión. Y lástima.

juani dijo...

Es verdad, se mando cualquiera. También entiendo a dónde apuntó con esa frase, darle a la perra de noble, pero sería mucho mejor que dejen de jugar su guerra privada con Clarín y hagan lo que realmente sirve para acabar con grupos concentrados y monopolicos (en lugar de favorecerlos constantemente).

Tampoco exageremos el "escandalo" de la comparación... de golpe parece que nos convertimos todos en pro derechos humanos... y dentro de una semana estamos diciendo que cristina es una montonera revanchista... no jodamos.

saludos

marce / lechu dijo...

Me parece que Casta Diva hace una lectura interesante. Si bien Cristina muchas veces apela a la demagogia no hay que subestimarla discursivamente. Suele elegir las palabras que dice, no es casual dónde apunta ni cómo.