LA FRASE

La frase de la semana: "Pareciera que a los ministros les bajaron la palanca y no piensan más". Roberto Lavagna.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Cristina, rica en su riqueza y pobre en su pobreza

El viernes último la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó un plan social para hacer frente al desempleo. Más allá de que el programa va en la línea histórica de preservar el clientelismo (será a través de los intendentes) y que, en un principio, va a estar enfocado sólo en el Conurbano, el principal problema fueron las palabras de Cristina. Fueron pobres.
En primer lugar, en momentos en el que el tema de la pobreza volvió a estar en la agenda pública y mediática, la Presidenta aseguró que "el problema no es la pobreza, sino la inequidad social". Una vez más, apela a lo discursivo para confundir, para esquivar los problemas. Cristina no puede ignorar que el problema ES la pobreza. El combate de la pobreza, indefectiblemente, va a mejorar los niveles de inequidad. ¿O es preferible que seamos todos pobres pero sin inequidad social? Argumento pobre.

Por otra parte, después de seis años de gobierno kirchnerista, con tasas de crecimiento nunca antes vistas en el país, que la diferencia entre ricos y pobres sea igual o mayor refleja que no se puso demasiado énfasis en corregir ese problema. Y el Indec dejó de publicar las estadísticas que miden la inequidad. El engaño, sin dudas, es síntoma de pobreza.

En el discurso, Cristina también dijo que "hay gente que pide un listado de pobres, pero nunca nadie pide un listado de ricos". La AFIP, por los aportes, puede saber tranquilamente cuántos ricos hay (salvo por aquellos que evaden y es difícil catalogarlos). Pero la duda es, ¿el problema es la pobreza o la riqueza? Está claro que los que más tienen son los que más tienen que aportar para poder hacer frente a la pobreza, y en consecuencia, a la desigualdad. Pero el enfoque tiene que estar puesto en los pobres. Una vez más, un discurso populista para desligar responsabilidades.

Pero por sobre todas las cosas, hay que preguntarse dónde cree que está parada la Presidenta. ¿Se incluiría en el listado de ricos? Tiene 46 millones de pesos de patrimonio declarados. Esa es su riqueza, que creció 158% en sólo un año. Mientras miles pasaron a engrosar los índices de pobreza, ella y su marido se sumaron (o se mantuvieron) en los de riqueza. La hipocresía es la mayor de las pobrezas.

Así es Cristina, rica en dinero, pero muy pobre en lo que realmente vale. Es rica en su riqueza y pobre en su pobreza.

6 comentarios:

José Shajar dijo...

Concuerdo.

Hasta diría también "pobre en su riqueza". Jamás va a poder disfrutar de todo lo que nos robó. Ojalá podamos algún día juzgar a ella y a su marido por tanta corrupción.

Y te diría, 46 millones es lo declarado. ¿cúanto más tendrán en propiedades y cuentas en el exterior?

Gondo dijo...

Que caradura la mina, la forma en la que habla despectivamente de los ricos como si ella fuera un monje budista. Además muy injusto que el plan se limite al Conurbano, seguramente con una intención electoral, cuando la pobreza más terrible, esa que raya en la desnutrición, se encuentra en el interior del país.

marce / lechu dijo...

La pobreza es consecuencia del capitalismo. Mientras haya grandes corporaciones es inevitable que haya pobres.
Pero es cierto, que lo diga esta mina (lo de "la pobreza") suena tan vacío que hasta me resulta funcional al sistema.

José Shajar dijo...

En el socialismo no hay pobres o no hay ricos? No me queda claro...

En cuba que viven con una bolsa de arroz y un jabon por mes (tienen suerte que siempre hace calor ahi) no hay pobres?

En la URSS que hacían colas para conseguir un pan y una comida caliente no había pobres?

Ah, perdón... tampoco había ricos...

El capitalismo genera riqueza, que el Estado tiene que aprender a incentivar en su generación y equilibrar en su distribución.

marce / lechu dijo...

no hay ni pobres ni ricos, josecito.

urss es otra cosa (absolutamente cuestionable)

lo que hay que cambiar es el modelo de producción (los medios materiales de prodrucción para los trabajadores); no más patrones, no más plusvalía. Ej: la ex Zanon (Fasinpat) un éxito económico y moral. Recinentemente consiguieron la expropiación definitiva.

abrazo socialista

MC dijo...

Estoy de acuerdo con Gabriel en que el gran problema del país es la pobreza, aunque la inequidad social también es un gran problema. Coincido en que el kirchnerismo no puede hablar más de pobres, sólo cuando no se sabía lo que iba a hacer podía hablar, porque acumuló caja pero no reinvirtió en combatir la pobreza. Pero la inequidad, insisto, es un problema. Que pocos tengan mucho es posible porque hay muchos que tienen poco o nada.