LA FRASE

La frase de la semana: "Pareciera que a los ministros les bajaron la palanca y no piensan más". Roberto Lavagna.

miércoles, 8 de julio de 2009

Una bocanada de aire caliente


Uno de los primeros reflejos que tiene un gobierno cuando pierde una elección es cambiar el gabinete. Así, demuestra que entendió a las urnas y que un cambió en la gestión es importante. Los Kirchner así lo entendieron y se dieron cuenta que era necesario un lavado de imagen. "Es una bocanada de aire fresco", dijo hoy Eduardo Fellner, presidente de la Cámara de Diputados.

Pero no es así. El aire viciado en el gabinete lo provoca Guillermo Moreno. Y, por ahora, sigue ahí. Lo provoca Julio De Vido. Y, por ahora, sigue ahí. Lo provocan Echegaray, Cheppi, Cameron, etcéteras. Y, por ahora, siguen ahí. Y justamente, también lo provoca Aníbal Fernández, que junto a De Vido son los ministros más antiguos del kirchnerismo (están desde el primer día). Y ahora sigue como Jefe de Gabinete. También lo provoca Amado Boudou, que usó la caja de la Anses como dispuso el jefe Néstor. Y ahora sigue como ministro de Economía. Y también lo provoca Julio Alak, que facilitó el camino para la polémica reestatización de Aerolíneas Argentinas. Y ahora sigue como ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.

Era necesario prender un aire acondicionado. O a lo sumo encender el ventilador. Pero los Kirchner decidieron abrir la ventana en un día de pleno verano. Y dejaron entrar una bocanada de aire caliente, que lejos de refrescar, sigue derritiendo.

2 comentarios:

Syd dijo...

El análisis que haces nace de una confusión muy en boga, la idea que tras las elecciones legislativas el poder Ejecutivo debería de reaccionar alterando en algún sentido su curso. Eso es un gran error y genera inmensa confusión, el poder Ejecutivo sigue siendo el mismo, el modelo de país elegido sigue siendo el mismo; si algo tuviera que reformar el poder Ejecutivo es aquello que entorpeció su marcha. Eso es lo que ha hecho la presidente, eliminar a aquellos que entorpecían su marcha y mantener a aquellos que acompañan realmente el modelo de país que se eligió para el lapso 2007-2011.

Gabriel Ziblat dijo...

No creo que sea una confusión Syd. Quieras o no, una elección legislativa tiene un claro componente "plebiscitario". Así como en el 2005 el kirchnerismo ganó con amplitud y eso se leyó como un respaldo de la sociedad al gobierno, ahora no le fue bien y eso no está mal que se lea como una pérdida de respaldo.
Ahora bien, yo digo que tras una derrota el cambio de gabinete suele ser uno de los primeros reflejos. Esto no quiere decir que sea el único o que sea obligatorio que lo haga. Puede mantener a la misma gente pero mostrar cambios por otros lados (léase una nueva agenda, por ejemplo).
Respeto tu opinión sobre los cambios, pero no creo que ni Massa, ni Carlos Fernández, ni Ocaña, haya entorpecido la marcha de este gobierno...