LA FRASE

La frase de la semana: "Pareciera que a los ministros les bajaron la palanca y no piensan más". Roberto Lavagna.

martes, 30 de junio de 2009

Cristina no entendió o no quiere entender


Los resultados de las elecciones fueron contundentes. El kirchnerismo perdió. Y si se empieza a analizar detalladamente, perdió feo. Dejo aquí un par de reflexiones post-electorales, en las que esperó ser breve:

• La provincia de Buenos Aires no era el centro de toda la elección. Sin embargo, la inesperada derrota de Kirchner la colocó en ese lugar. Como dice la lógica peronista: un peronista que pierde no puede liderar. Kirchner ya se alejó de la Presidencia del PJ por esa derrota en la Provincia. Si ganaba por un punto también quedaba debilitado, pero se quedaba.

• Más allá de las mentiras de Cristina de Kirchner, el oficialismo perdió las mayorías que tenía en ambas cámaras del Congreso. Y va a seguir perdiendo a raíz del resultado electoral. Lo importante ahora es ver cómo se reconfigura el peronismo para medir la relación de fuerzas entre los principales bloques.

• Más allá de los vanos intentos de Cristina, el Gobierno salió debilitado de la elección nacional. Cada uno va a contar los votos totales como mejor le parezca, y por eso algunos van a decir que ganó el kirchnerismo y otros que lo hizo el Acuerdo Cívico y Social. Pero la realidad es que pasar de un 47% en el 2007, a alrededor de 30% en 2009 es un reflejo de debilitamiento. Los votos algo dicen, pero la Presidenta parece que no escuchó nada.

• Además, ese 30% que cuenta el Gobierno es difícil contarlos como propios. Muchos gobernadores le pidieron a Kirchner que no haga campaña con ellos, porque los podía afectar su mala imagen. Y así ganaron. Son triunfos de los gobernadores, que hoy se mantienen fieles (muchos porque necesitan la plata), pero que apenas puedan van a dar un paso al costado.

• Tanto Néstor como Cristina hablaron de "profundizar el modelo". Uno habló de la necesidad del diálogo para "profundizarlo". Y ella dijo que las críticas de Pino Solanas y Sabbatella siempre fueron "por no profundizar aún más el proceso de transformación". Todo parece indicar que el matrimonio va a intentar seguir por el mismo camino, "profundizándolo". Si así fuera, significaría que no entendieron la voz de las urnas.

• De todas formas, la oposición tampoco puede pensar que ahora hay que cambiar todo. Simplemente, el nuevo Congreso puede buscar corregir ciertas cosas, enderezar el rumbo. Y en el 2011 la gente tendrá que volver a votar y elegir, ahí sí, si quiere un nuevo rumbo.

• Muchos liderazgos salieron fortalecidos, otros debilitados y algunos quedaron igual que antes. Eso va a ser motivo de otro post, pero como primera reflexión: lo importante ahora es que los partidos o alianzas se fortalezcan y piensen propuestas o programas. La discusión por las candidaturas debería ser un estadío posterior.

6 comentarios:

Mauro dijo...

Fuera de las visiones que tenga cada uno sobre el tema, lo que rescato de este blog es que nos da un espacio para pensar. Lo que siempre pienso es que estamos cursando ya el año 26 de democracia en forma continua despues de un siglo en el que esta forma de gobierno se dio de manera intermitente. La democracia hay que fortalecerla, hacerla madurar. Creo que lo importante en estos momentos es encausar a la democracia en este pais, para que se afiance, pasen 1 o 2 generaciones viviendo en forma continua bajo este sistema de gobierno y se empezaran a pulir y mejorar los mecanismos del funcionamiento de la misma. Por lo que quizas no espero mucho en nuestros tiempos en cuanto a grandes cambios, pero si pequeños y, esperemos, en la direccion correcta para si poder ver mejores resultados en el futuro

Gabriel Ziblat dijo...

Adhiero plenamente a lo que decis Mauro. La única diferencia, tal vez, es que yo sí espero "mucho en nuestros tiempos". Espero poder ver los cambios de acá a dos generaciones...

Marcos dijo...

Gabi,
Felicitaciones por el blog. Excelente y muy claro para quienes no entendemos mucho de política.

Marcelo R dijo...

está claro que los kirchner fueron los grandes perdedores.
Pero me parece que también perdió Macri. De su casi 50 en primera vuelta en las elecciones a jefe de gobierno porteño pasó a 31 (con MIchetti, la candidata que más medía del PRO). Ahí también habría que hacer una lectura.

Marcelo R

Gabriel Ziblat dijo...

Es un análisis más para hacer Marce, pero no lo agregué porque esta fue una elección nacional, e intenté hacer una visión más nacional. Es cierto que Macri se vio debilitado, como muchos otros gobernadores (Binner, Urribarri, Peralta, Jaque, Schiaretti, Scioli mismo... Y es más, creo que la mayoría sacó menos porcentaje que en 2007). Por eso creo que no es el eje del análisis. No puede respirar tranquilo Macri, pero salió bien parado de esta. En mi opinión, claro.

MC dijo...

Lo mejor de la foto es el detalle de Massa y Randazzo parados al costado cual granaderos y/o muñecos de torta