LA FRASE

La frase de la semana: "Pareciera que a los ministros les bajaron la palanca y no piensan más". Roberto Lavagna.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Los políticos no muerden: Martín Sabbatella

Sus inicios políticos fueron en la Federación Juvenil Comunista, del PC. En la década de los noventa fue uno de los fundadores del Frepaso y, consecuentemente, formó parte de la Alianza. Martín Sabbatella se hizo famoso hace 10 años, cuando llego a ser intendente de Morón, precisamente con la boleta de la Alianza UCR-Frepaso. Dos años antes, había llegado a ser concejal de la misma manera.

Tiene muchos logros en su haber. Pero sobre todas las cosas hay que destacar que pudo imponerse como un intendente progresista, en el medio de la jungla de los barones del Conurbano. Es cierto que Morón no es La Matanza, ni muchos otros municipios del Gran Buenos Aires que tiene índices lamentables, pero de todas formas su gestión es elogiable. Y demostró que alguien que no es peronista puede gobernar en el Conurbano.

El 28 de junio fue electo diputado, en una lista que formó con otros grupos de centroizquierda. Se lo presentaba como un oficialista crítico o un opositor moderado, depende de donde se lo miraba. A algunos sectores del espacio les costó unirse con él. Decían que los diferenciaba la "caracterización de Kirchner" que tenían. Para ellos el ex presidente era nefasto pero defendían algunas de sus medidas y decían que para Sabbatella K era bueno y criticaba algunas cosas. Diferencia sustancial, sin duda.

Por estos días, los diputados están enrosacados en una pelea de poder, que definirá el funcionamiento del Congreso en el 2010. La centroizquierda está dividida. El grupo mayoritario, encabezado por Pino Solanas, se sumó al acuerdo opositor para conseguir la mayoría en todas las comisiones. Incluso, allí está la diputada que entró segunda en la lista de Sabbatella. El intendente saliente de Morón, en tanto, se quedó con el grupo encabezado por Ariel Basteiro, habitual aliado del kirchnerismo. "Es un error aliarse con la derecha", critica. Y agrega: "No digo que el oficialismo tenga mayoría, sino que necesite de la centroizquierda para armarla". En otras palabras, está diciendo algo así como: “No hay que aliarse con la derecha, mejor hay que aliarse con el kirchnerismo”.

Todas las posturas son respetables, pero sorprende que Sabbatella tilde de derecha a muchos de sus antiguos aliados, del Frepaso o la Alianza. Además, Kirchner ya se refugió en los barones del Conurbano y en la CGT como núcleos de poder. Poco tienen ellos de progresistas como para decir que del otro lado está la derecha. Y sorprende que no entienda que el objetivo de la oposición es garantizar que el año próximo el Congreso funcione, y con la mayorías que se votaron en junio. Algunos quizás tengan otras intenciones, pero dependerá de ellos que no se puedan imponer. Y la centroizquierda lo podrá hacer, porque probablemente votará algunas cosas con el oficialismo y otras con la oposición. Pero eso sólo lo puede garantizar una Cámara donde el oficialismo no tenga mayorías en las comisiones, porque sino puede trabar todos los proyectos que quiera. Sorprende Sabbatella, perdiendo la independencia que lo caracterizaba y estando cada día más cerca del kirchnerismo.

4 comentarios:

José Shajar dijo...

Me gustó.

Alej. dijo...

Seguimos en la misma lógica de con nosotros o en contra de nosotros que usa el gobierno: opositor u oficialista, oficialista u opositor, no hay grices...

Para un cuadrito una de las últimas frases: "Y sorprende que no entienda que el objetivo de la oposición es garantizar que el año próximo el Congreso funcione, y con la mayorías que se votaron en junio".

Se solicita con suma urgencia definición de "oposición" y de "que el Congreso funcione".

- En un sistema con renovaciones parciales del Congreso, es falaz afirmar que el mismo debe funcionar con la mayorías que se votaron solo en la última elección. -

Gabriel Ziblat dijo...

Alej, no soy partidario de la lógica nosotros o contra nosotros. Y no veo eso reflejado en la nota.
Fijate en la última entrada "El nuevo Congreso: ni muy muy, ni tan tan", donde me explayo un poco más sobre el tema.
Ahí también respondo bien lo que significa que "el Congreso funcione". O que lo intente. Hace 6 años que el Congreso no viene funcionando bien, así que los cambios no necesariamente van a hacer que funcione correctamente, pero por lo menos es un intento.

Las mayorías que se votaron en la última elección tienen su correlato en la composición de la Cámara. A eso se refiere la frase... Si lo hubiese querido decir como pensás, la relación en las comisiones debería haber sido de 70% a 30%, y no 55% a 45% como quedó...

Anónimo dijo...

Les digo la verdad yo no confio en ninguna persona del "gobierno", yo nose si tengo esperanzas de mejorar un poco como pais,todos los politicos que tenemos diputados,gobernadores, ministros PRECIDENTES etc. son una BURLA, cuando quieren salen a dar LASTIMA, o se esconden, despues hablan de que el "mundo esta mal, la violencia, la inseguridad y que se yo que mas, puden cualpar a la ultima persona del mundo antes de asumir que ellos tienen la culpa y nisiquiera les importa arreglar el problema lo mas lindo es que este pais que estan destruyendo tambien es suyo y van a seguir viviendo en el hasta su MUERTE...